Platense sumó su tercera victoria consecutiva, quedó en el tercer lugar de la tabla (a 3 de UAI Urquiza y a 2 de Estudiantes) y aseguró su clasificación a la Copa Argentina 2018. Sin embargo, todo lo que pasó en la noche del martes en la cancha del Calamar pasó a un segundo plano por “culpa” de un goleador de ley como Daniel Vega.

En apenas 22 minutos, Trapito ya había marcado tres goles (los dos primeros de penal) con lo cual el pleito estaba liquidado. Y Vega alcanzó a Vicente Sayago con 76 goles en el club, siendo ambos los máximos goleadores de la institución. Una noche impecable para el contador y para Platense, cuya gente, que este martes concurrió en gran número sigue ilusionada.