El tandilense Juan Martín Del Potro, exultante tras su enorme victoria sobre el suizo Roger Federer que lo clasificó en la madrugada de este jueves para las semifinales del US Open, consideró que haber sacado “casi perfecto” fue una de las claves del triunfo, y a su vez admitió que su golpe de revés “mejora día a día”.

"Es una alegría muy grande haberle ganado a Federer por la forma en que jugué, más allá de la victoria. Saqué casi perfecto y mi revés mejora día a día", explicó el crack tandilense en la rueda de prensa que ofreció ya entrada la madrugada de esta jornada en Nueva York.

Del Potro, campeón del US Open en 2009, se impuso sobre el suizo Federer por 7-5, 3-6, 7-6 (10-8) y 6-4, y jugará el próximo viernes en semifinales ante el número uno del mundo, el español Rafael Nadal. La otra “semi” tendrá como protagonistas al asturiano Pablo Carreño Busta (19) y al sudafricano Kevin Anderson (32).

"Con Nadal será un partido súper difícil, espero recuperarme bien para enfrentarlo", añadió la “Torre de Tandil”, quien sufrió un estado gripal que lo tuvo a maltraer y casi le hace perder el partido de octavos de final con el austríaco Dominic Thiem (8).

El tandilense se instaló entre los cuatro mejores del US Open con un rendimiento de menor a mayor, así dejó en el camino al suizo Henri Laaksonen (94), a los españoles Adrián Menéndez Maceiras (148) y Roberto Bautista Agut (13), y a los mencionados Thiem y Federer.

En cuanto a sus antecedentes con Nadal, el argentino le ganó cinco veces y perdió en ocho ocasiones, aunque se quedó con la victoria en los dos últimos cruces: Shanghai 2013 y los Juegos de Río 2016.

Fuente: Télam