Por Diego Rodia 
@drodia1971

Las siglas del club, resumidas por el disuelto cuerpo técnico, con las palabras Compromiso, Actitud e Intensidad, parecen haberse escapado del diccionario de Independiente. Tras la conquista de la Sudamericana 2017, nadie, ni el más pesimista de los hinchas, apostaba por un presente tan pobre.

Muchas cosas sucedieron en el medio y no hace falta recordarlas. Sólo nos hemos de referir a la cuestión futbolística, que en definitiva, es la que más le interesa al hincha. En el nuevo año que pintaba como promisorio, Independiente supo de muchos sinsabores y pocos motivos para inflar el pecho.

Sólo se pueden resaltar el coraje del equipo para sobreponerse a dos malos arbitrajes para llevar al Gremio a los penales; el triunfo frente a Boca y porque no, el 4-0 a San Martín de San Juan, más que nada por una cuestión histórica. En el debe entra inexorablemente la falta de rebeldía del equipo ante situaciones adversas.

Es que en lo va de 2018, no se encuentra un partido que Independiente haya terminado ganando tras arrancarlo en desventaja. Ni siquiera llegó a igualarlo. Lo más grave es que la mayoría de los traspiés se dio en el Libertadores de América donde tras ponerse en ventaja, ni Atlético Tucumán, ni San Lorenzo ni Corinthians ni Defensa y Justicia, se vieron apremiados.

A esos partidos hay que sumarle el que afrontó en Venezuela, ante Deportivo Lara, que lo arrancó perdiendo a los 15 minutos y jamás se dio por enterado. Tampoco supo sostener muchos resultados ya que los empates con Central y Tigre y la derrota con Estudiantes se dieron luego que el equipo de Holan arranque 1-0.

Independiente tiene muchos problemas. Pero hay uno que los rivales ya tomaron nota: si se anticipan y se le ponen en ventaja, el final los encontrará festejando. La capacidad de reacción fue a parar al tacho de la basura.

Acá repasamos todos los partidos de este 2018 donde Independiente empezó perdiendo y terminó cayendo: