Gimnasia y Esgrima La Plata logró este domingo su primera victoria en la Superliga Argentina de Fútbol al imponerse a Olimpo 1 a 0 en Bahía Blanca con un gol olímpico.
 
Pese a que Gimnasia tuvo una decena de chances, muchas de ellas clarísimas, de abrir el marcador, el uruguayo Brahian Aleman le dio el triunfo con un difícil gol olímpico a los 25 minutos del primer tiempo.
 
Si para el entrenador Mariano Soso fue un alivio haber logrado un triunfo en esta cuarta fecha, Olimpo sigue hundido sin ganar y con un solo punto en las posiciones, aunque por ahora esta por sobre de las cuatro plazas de descenso.
 
Si el partido se hizo entretenido para nada tuvo que ver la calidad, porque Olimpo entró dormido, los defensores ni atinaban a frenar los avances de Gimnasia, pero los hombres del visitante remataban a cualquier lado cuando estaban con el arco enfrente.
 
Pasó con Faravelli cuando recibió un centro y se perfiló tan mal que debía darle con zurda y le terminó pegando con derecha con lo cual la jugada de gol se perdió en un final grotesco.
 
Tres se perdió Nicolás Ibáñez, una reiterando una burda definición por encima del travesaño cuando estaba solo ante Adrián Gabbarini, que neutralizó todas las que llegaron, salvo el gol.
 
La más clara de Olimpo fueron dos remates en una misma jugada, un pase de Fornari que Troyanski recibió y remató contra un poste y en la vuelta Vila disparó y la pelota dio en la frente de Martín Arias.
 
Gimnasia, que se había perdido las más fáciles, llegó al gol de la forma más difícil. Corner desde la derecha, zurdazo combado de Alemán potenciado con el viento y la pelota que se le metió por detrás de Gabbarini.
 
En el segundo tiempo, el entrenador Mario Sciaqua metió cambios para llegar al empate, pero poco le dio Gaona Lugo y algo más David Depetris. Recién sobre el final Olimpo pudo tener una chance de empate.
 
Previamente Dibble tuvo su oportunidad pero el remate fue tan malo que en lugar de salir por la línea de fondo se perdió por un lateral, luego Bolívar no se sabe si disparó al arco o un centro para el ingreso de Franco Niell, que no llegó a conectar ante lo indefinido del origen de la jugada.
 
Si los delanteros de Gimnasia hubiesen estado afilados, el conjunto visitante se hubiera ido una victoria holgada.
 
Pero le pudo salir mal a Gimnasia haberse perdido tantos goles porque en el segundo minuto adicionado Olimpo logró meterse en el área visitante, Troyanski buscó de media vuelta pero Martín Arias logró tapar para sacar al corner sin que Depetris pudiera conectar con comodidad.