Huracán le ganó como local 1-0 a un Newell’s en formación y consiguió su primer triunfo en la Superliga.
 
Dentro de un partido peleado y parejo, Huracán encontró el gol en el epílogo del primer tiempo por intermedio de un cabezazo de Ignacio Pussetto.
 
El campo de juego, afectado por los recitales de La Renga, no estuvo a la altura del septuagésimo aniversario del Palacio Tomás Ducó, y los futbolistas evidenciaron problemas cuando quisieron afirmarse en él.
 
Ninguno de los dos resignó el protagonismo en el comienzo y Newell’s fue más peligroso en los primeros minutos, con la movilidad del portugués Luis Leal y la movilidad de Brian Sarmiento.

Huracán justificó el triunfo por tener más claridad en los últimos metros y por pegar en el momento justo, ante un Newell’s que generó, pero que careció de profundidad.