El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, manifestó este sábado que el próximo Mundial de Rusia no será una “guerra” porque las autoridades de ese país, empezando por su presidente, Vladimir Putin, están comprometidas con garantizar la seguridad. 

"No vamos a la guerra, vamos a la fiesta del fútbol este verano. Vais a ver que vamos a tener una fiesta del futbol y si alguien quiere montar líos va a tener problemas”, dijo Infantino. 

De acuerdo al presidente de la FIFA existen “los compromisos mas altos de las autoridades en Rusia, comenzando por el presidente Putin” para garantizar la seguridad. 

"Los rusos están muy comprometidos con este Mundial para que sea un éxito total”, señaló Infantino en conferencia de prensa en Panamá, donde se encuentra de visita. 

En algunos sectores existe preocupación por la posibilidad de graves enfrentamientos entre aficionados radicales con motivo de los partidos de fútbol, especialmente entre rusos e ingleses. Sin embargo, Infantino dijo que ha trabajado organizando cuatro Eurocopas y que comparándolo con los preparativos del Mundial, que se desarrollará del 14 de junio al 15 de julio, se están tomando todas las medidas para que no haya incidentes.    

"Tengo un poquito de experiencia en la organización de grandes eventos y tengo que decir que el nivel de preparación, sobre todo en lo que es seguridad, lo que estoy viendo en Rusia no lo vi en ningun sitio”, afirmó Infantino. 

El máximo dirigente del ente rector del fútbol mundial también recordó que para el Mundial no hará falta visado, lo que facilitará la llegada de aficionados de todo el mundo.

Fuente: AFP