Las empresas Fox y Turner, sobre todo esta última, no están de acuerdo con extender el plazo de gratuidad y así lo hicieron saber a las autoridades pertinentes.

"La gente de Fox y Turner está usufructuando buena parte de la estructura de Fútbol para Todos, porque recibieron todo armado. Por ahora están en un período de ajuste, pero eso debe concluirse cuanto antes”, indicó una de las fuentes con buena información sobre el tema.

La idea original pasaba porque las empresas que tienen ahora el control de la emisión de los encuentros de primera división encontraran una vía económica para mantener el servicio sin costo para los televidentes en general, durante los tres primeros meses del campeonato.

Esto obró como una especie de bonificación por ese lapso para todos los que se suscribieron al nuevo abono para ver el fútbol, que una vez en vigencia tendrá un costo mensual de 300 pesos.

"En los últimos días empezó a crecer la versión de que la gratuidad puede extenderse hasta fin de año, pero eso no va a ocurrir, porque las empresas necesitan empezar a tener sus ingresos”, amplió otro de los consultados.

Y en este punto es donde entran a jugar los cableoperadores del interior del país, que en virtud de los abonos que posean incrementarán sus ingresos, pero de no ser los esperados, necesitarán que la gratuidad finalice cuanto antes.

Los derechos de televisión del fútbol argentino pasan ahora exclusivamente por la Superliga y no por la AFA, lo que propone de arranque un cambio radical del status quo del fútbol argentino, tal y como se conocía en las fases organizativa y estructural hasta estos días.

Y cortar de cuajo con todo lo anterior se hizo con el declamado objetivo de sanear las economías de los clubes, que firmaron un convenio por cinco años en el que les pagaron 1.200 millones de pesos como garantía y les abonarán 3.200.000 por temporada. 

En los cálculos que realizaron las empresas estimaron que unos 2.000.000 de televidentes contratarán el servicio para ver fútbol, lo que representa unos 600.000.000 de pesos por mes. Esto significa que de extenderse la gratuidad hasta noviembre, ya no hasta fin de año, las dos firmas, Fox y Turner, dejarán de percibir prácticamente lo mismo que le costaba al Estado Nacional la televisación de todo un año.

Fútbol para Todos nació en 2009 y dejó de existir hace menos de un mes, más precisamente el 25 de agosto, cuando empezó a rodar la pelota de la Superliga.