La discriminación en el futbol no es sólo exclusiva de los aficionados hacia los jugadores, sino también en el gremio arbitral. Adalid Maganda es un árbitro mexicano, quien fue dado de baja de la Comisión de Arbitraje aparentemente por su color de piel.

"Fui uno de los mejores árbitros del Ascenso y por eso debuté en la Liga MX. Llegué a finales, pité liguillas; sin embargo, cuando llegó el señor Brizio mi carrera se vino para abajo y eso tiene que ver con que fui uno de los tres árbitros que estuvieron en desacuerdo con su llegada. Pero esto no se quedará así, iré hasta la FIFA  a defender mis derechos", advirtió. 

El 19 de marzo pasado Maganda se enteró de la noticia, e inmediatamente fue a las oficinas de la Femexfut para aclarar el tema.

 En dicha reunión, se encontraba. Arturo Brizio, Julio Escobar y Jorge Grasso, quien lo habría llamado: "Pinche negro".

No es la primera vez que a Maganda le sucede algo similar. Hace algunos años en Cancún, jugadores del Pachuca comenzaron a hacer ruidos de simios hacia el silbante, aunque en ese momento no quiso declarar nada.

"En ese momento decidí callar, porque tuve el respaldo de Héctor González Iñarritu, el Dr. Codesal y Gilberto Alcalá", apuntó.