giacovello@cronica.com.ar 

Si miramos el documento de identidad y nos deja en claro que tenemos más de 40, debemos estar contentos: fuimos contemporáneos de Maradona y de Messi. No necesitamos poner Youtube o viejos VHS. Los vimos en vivo y en directo. Y como somos argentinos, los comparamos en vez de disfrutarlos.

¿Qué importa si uno es mejor que el otro? Los detractores de Messi se ríen apelando a frases como que “Diego nos hizo ganar un Mundial (en 1986)” o “el pase que le dio a Caniggia en el 90 contra Brasil”, o que “Messi nunca apareció en las finales”. Diego la rompió en México 86. Pero para llegar a ese Mundial hubo que clasificar. Y se sufrió, tanto o más que en estas eliminatorias.

¿Cómo jugó Maradona el partido ante Perú en 1985, el día del 2-2? No intervino demasiado y le pegaron mucho. Pero Passarella se mandó una acción con todo el coraje, el Tigre Gareca la empujó abajo del arco, gol y clasificación. Conclusión: entre Passarella y Gareca “salvaron” a Maradona y le permitieron ir al Mundial, en el que el 10 la dejó chiquitita como una de ping pong.

El martes a la noche Argentina se jugaba una final. Y varios integrantes de este Seleccionado tienen finales perdidas. El pasado jueves, ante Perú, Messi le dio pases gol hasta a Sampaoli... pero los que tenían que mandarla a la red le “acertaron” al arquero rival o a los costados del arco. Y Messi pagaba las culpas.

Pero el actual 10, en Quito, les tapó la boca a muchos. Como nadie lo salva, él salvó a Argentina. En el Mundial de Brasil se le criticó no haber aparecido en la final, pero pocos se acuerdan que hasta cuartos de final “nos llevó de la mano”. De no haber sido por Messi, ¡Argentina no le ganaba ni a Irán!!!! (hizo el gol del 1-0 en el descuento evitando un papelón).

Y el año próximo, Argentina estará en el Mundial de Rusia. Porque Messi salvó a todos. Ojalá que alguna vez sus compañeros lo salven a él... No es cuestión de comparar a Maradona con Messi. Pero así como Diego brilló en México 86, esta vez hay que ser justos y decir que “Messi nos clasificó el Mundial”. Un poroto para la Pulga...