Los sorteos en el fútbol siempre están teñidos de sospechas. Las famosas "bolas frías" en los copones de los mundiales son una tradición en el mundo de las conspiraciones y ahora hay un nuevo caso que pone la lupa en la lotería del azar.

Antes que en Suiza se realice el sorteo de los cruces de semifinales de la Champions League, que decretó los partidos entre Real Madrid - Bayern Muninch y Liverpool - Roma, el conjunto italiano ya vendía entradas para el partido. Es decir, antes de conocerse el rival, la página ofrecía tickets.

Y no sólo habrían "adivinado" el rival: en la página también aparecía el orden de los partidos algo que queda decretado por cómo salen los equipos en el sorteo. El colmo fue que también estaba la fecha del partido en Italia (2 de mayo). 

Esto, lógicamente, despertó las suspicacias sobre que los partidos estaban arreglados de antemano.