La Justicia confirmó este lunes el procesamiento del secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), Sergio Marchi, y pidió investigar al ex funcionario Carlos Zannini, en la causa de “Fútbol para Todos” (FPT).

Lo hizo la Cámara Federal que le ordenó a la jueza federal María Servini de Cubría -quien lleva la causa- que investigue la supuesta responsabilidad de Zannini, el ex secretario legal y técnico del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

En la causa que investiga el destino del dinero del programa “Fútbol para Todos” no solo está procesado Marchi, sino también otros dirigentes gremiales como Carlos Alberto Pandolfi (presidente de la fundación “El Futbolista” y tesorero de Agremiados), Norberto Francisco Monteleone (secretario de la fundación y gerente general de Agremiados) y Raúl Pagano (gerente financiero de Agremiados).

La jueza los procesó por considerarlos “partícipes necesarios del delito de administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de una administración pública”.

Además, la justicia confirmó los embargos para Marchi y los  demás procesados en la causa que investiga el destino del dinero  del programa que durante nueve años tuvo la exclusividad de la  transmisión de los partidos de fútbol de Primera División.

El punto más conflictivo de la relación de FAA con el programa  FPT es que en la sede gremial se habían encontrado 2.342.000 de  dólares.

Ese dinero provenía de la AFA, que le entregaba un 2 por  ciento del convenio del FPT, aunque la jueza no accionaría por  eso.

Esta es una causa colateral de la principal que investiga el  funcionamiento del programa “Fútbol para Todos”, y en donde  están procesados los ex jefes de Gabinete Aníbal Fernández y Jorge Capitanich; y del vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto, quien además fue el titular del programa FPT, en una primera etapa.

Servini de Cubría indicó, meses atrás, que los funcionarios  nacionales “jamás controlaron si los fondos iban para el fin que  estaban dados”.

Fuente: Télam