Marcelo Gallardo lamentó el empate 0-0 ante Santa Fe de Bogotá en el Monumental, por la segunda fecha del grupo 4 de la Copa Libertadores, y aseguró que el próximo partido, ante Emelec en Ecuador, “será crucial”. Lamentablemente no pudimos ganar. En la Copa, de local, tenés que sacar la mayor cantidad posible de puntos y hoy no tuvimos claridad para abrir el marcador. Pero hay un mérito del rival que hizo que jugáramos incómodos”, reconoció.

“El próximo partido con Emelec en Ecuador va a ser crucial, porque el grupo es durísimo y se va a definir en la última fecha”, añadió. El encuentro de River con Emelec será el jueves 19 de abril, en Guayaquil (Ecuador), a partir de las 21.30. Con respecto al partido de hoy, el DT amplió: “La Copa se juega de este modo. Ellos no nos superaron pero nosotros a ellos, tampoco. Fue un juego muy cortado y no pudimos sacar diferencia”.

“El árbitro (el chileno Julio Bascuñán) cortó mucho el juego y se dejó llevar por el ritmo que el rival quiso implementar. Pero la Copa Libertadores es así”, agregó. Gallardo consideró que el rendimiento “no fue un retroceso” respecto de las últimas actuaciones “porque el rival hizo mucho mérito”; y resaltó la labor defensiva de su equipo: “Hicimos un partido sólido atrás ante dos delanteros muy buenos. No nos generaron ninguna duda y prácticamente no nos patearon al arco”.

“Tampoco tenemos que perder la calma. En un grupo cerrado y con equipos muy parejos, se definirá todo en momentos cruciales y por eso no tenemos que desesperarnos.Queríamos ganar para acomodarnos en el grupo, pero hay que estar serenos”, concluyó.