Marcelo Gallardo sostuvo en el estadio Nilton Santos, de Botafogo, donde su equipo empató 2 a 2 en el final del partido inaugural del grupo 4 de la Copa Libertadores ante Flamengo, que la paridad "le sirve de mucho al equipo en varios aspectos". "Los muchachos necesitaban un partido que los fortaleciera en lo anímico porque no veníamos bien en ese aspecto, y se logró un empate ante un rival importante en un marco raro, sin público", explicó Gallardo.

"Esperemos que esto sea un punto de partida para lo que viene, sobre todo porque era el debut en la Libertadores, pero estamos convencidos que en algún momento la mala racha va a cambiar", amplió el Muñeco. El técnico riverplatense analizó que este "fue un partido con un primer tiempo muy táctico que cambió en el segundo, como era previsible. Pero en un partido largo, tuvimos que remarla desde atrás dos veces y lo conseguidos emparejar, lo que nos sirve mucho a nosotros desde todo punto de vista".

"Me alegró mucho también la buena actuación de Rodrigo Mora (marcó el primer gol, mientras que el segundo fue de otro uruguayo que retornaba a las lides internacionales como Camilo Mayada), porque está haciendo un gran esfuerzo y viene recuperándose muy bien, haciendo buenos partidos", remarcó.

"Esperemos que a partir de ahora los jugadores vayan recuperando la confianza y que la semana que viene empecemos a recuperar a algunos lesionados como Ariel Rojas y Gonzalo Martínez", concluyó.