El entrenador Marcelo Gallardo guió a River a otra semifinal, en la ocasión de la Copa Argentina, y lo hizo a una semana de tener que empezar a afrontar una instancia similar, pero por la Commebol Libertadores. “Los partidos de Copa hay que saber jugarlos” y “ Atlanta nos hizo un buen planteo”, pero “después de los dos goles” surgieron “los espacios”, valoró el Muñeco al atender a los periodistas tras el 4-1 en el Estadio San Juan del Bicentenario, justo a siete días de tener que recibir a Lanús en el juego de ida por las semifinales de la Libertadores.

Los Millonarios dejaron por lo tanto abierta la chance de obtener dos títulos antes de fin de año, e inclusive, en caso de volver a conquistar la Libertadores, tendrán un nuevo acceso a un Mundial de Clubes, el que en diciembre se desarrollará en Emiratos Arabes Unidos. “Dentro de los objetivos que teníamos planteados estamos logrando una continuidad en la competencia”, resaltó satisfecho el ídolo riverplatense.

Va a ser una serie bastante dura (ante Lanús). Son dos equipos que nos conocemos bastante bien, cada uno con su propuesta, propuestas que entusiasman”, subrayó Gallardo, al hacer alusión a las virtudes técnicas, estéticas y ofensivas del juego que caracteriza a ambos planteles.  “Pequeñas instancias terminan marcando la diferencia”, remarcó el director técnico de los de la banda roja acerca de lo que calcula que será determinante ante los granates.

Nosotros entendemos que sabemos jugarlo” y “no va va a ser fácil, pero va a ser atractiva”, redondeó Gallardo acerca de la llave que afrontarán ante Lanús en procura del gran objetivo para este 2017.

Fuente: DyN