El director técnico de River, Marcelo Gallardo, aseguró que el delantero Lucas Alario "la pasa bien" en el club pero aclaró que si Bayer Leverkusen paga la cláusula y el jugador desea irse "lo acompaño a Ezeiza" para tomar el vuelo a Alemania.

"Si pagan la cláusula y el jugador está firme en su decisión, lo acompaño a Ezeiza, pero el momento es inoportuno. Alario la pasa bien en River. Es valorado y reconocido", declaró Gallardo en rueda de prensa y aclaró: "En ningún momento Alario me dijo que no quería seguir en River. De ninguna manera".

"Salvo algo raro, el domingo va a jugar. Creo que él es una víctima de todo lo sucedido. Si querían jugar de esa manera, venían con la cláusula y no había nada para decir" (Gallardo)

Consultado sobre si había ideado un plan B, Gallardo se mostró irónico, dejando ver su gran molestía por la situación: "¿Querés probarte? ¡Hacemos una prueba y evaluamos la posibilidad!", le dijo a un coelga y, amplió: "Es difícil. Esto nos tomó de sorpresa. No estaba dentro de la consideración, porque estamos cerrando el grupo para competir. Tampoco el jugador lo manifestaba. El está contento, es valorado, reconocido. Pero no lo esperábamos, no es fácil", apuntó el Muñeco.

"Se los reemplaza trabajando, potenciado a los que hemos traído y a los que están. Deberíamos reconvertirnos como en este tiempo", aseguró y manifestó una idea que deja bien en claro su postura: "Nadie es imprescindible. Estamos de paso. Mientras estemos, debemos hacer todo para darle lo mejor al hincha".

"Se nos han ido jugadores importantes y hemos sobrevivido. Seguirá pasando el el fútbol argentino. Somos exportadores. No es fácil reemplazar goles. Ya nos pasó cuando se fue Teo. La apuesta fue Alario. Todos decían quién es Alario... (Gallardo).

"Además, ¿cuáles son los jugadores de jerarquía con posibilidades de llegar ahora? Hay que explicarle a la gente por qué no se inscribe a nadie", cerró molesto.

River rechazó una oferta de 16 millones de euros que hizo el club alemán para llevarse al delantero; y sólo lo dejará ir si Leverkusen paga los 24 millones fijados para la cláusula de rescisión de su contrato.