El técnico de Boca, Guillermo Barros Schelotto, no disimuló su muy buen estado de ánimo al afirmar que sentía "una alegría muy grande por ser bicampeones y avanzar en la Copa Libertadores", tras la goleada por 5 a 0 sobre Alianza Lima  en La Bombonera. "Siento una alegría muy grande por haber sido bicampeón en el fútbol argentino y el haber pasado, ahora, a la siguiente ronda de la Copa Libertadores", le expresó a la prensa el ovacionado entrenador por la parcialidad boquense.

Al grito de "Guillermo... Guillermo" lo despidieron los hinchas "xeneizes" a su ídolo como jugador y el respeto que le tienen en la actualidad a su desempeño como técnico, mientras el mellizo se retiraba del campo de juego. "Fue un semestre difícil para el plantel por todo lo externo, pero nosotros estábamos tranquilos por lo que veníamos realizando", refirió en otro momento.

Respecto de distintas opiniones y expresiones por el interés que podría presentar el Palmeiras ante el Junior, de Barranquilla, en que Boca necesitaba que los colombianos al menos no ganaran, lo que finalmente ocurrió con el 3-1 a favor del conjunto brasileño, que ya estaba clasificado para los octavos de final del certamen, ofreció su opinión Guillermo.

"Nunca dudamos de la actitud de Palmeiras, todo lo contrario a lo que dudaron de Boca días pasados, porque los jugadores son lo más sanos que tiene el fútbol, como ya he dicho el fin de semana", manifestó. Barros Schelotto, exultante por la noche brillante de su equipo se animó a expresar su deseo: "Ahora vamos por el tricampeonato", disparó. 

Por su parte, el atacante Cristian Pavón, la figura del partido, se mostró muy contento no solo por la goleada y la clasificación, sino también porque participó "en las jugadas de los goles de Boca", de acuerdo a "como se dio el juego y a lo que se habló antes del partido". "El primer tiempo terminamos 4 a 0 a un nivel muy bueno. Sabíamos que nosotros teníamos que ganar y pusimos todo el esfuerzo necesario", comentó quien está en la lista de preseleccionados argentinos para Rusia 2018.

"Y sabíamos que también debía ganar Palmeiras y así se dio, por lo que es una noche muy feliz", expresó Pavón, que concluyó explicando un pacto que firmó con su compañero Frank Fabra, por el que al salir al campo de juego hablaron "de hacer un festejo especial si el colombiano hacia un gol. Y así lo hicimos cuando anotó el segundo", puntualizó.