El entrenador de Boca, Guillermo Barros Schelotto, consideró este domingo que su equipo “debió haber empatado, por actitud y con un hombre menos”, tras la derrota ante Central en Rosario 1 a 0, por la décima fecha de la Superliga, y refirió que “se regaló un tiempo”, en referencia al primero. 


“Central nunca nos dañó, y las situaciones de gol solo fueron de pelota quieta”, indicó el entrenador, y agregó que el rival “no supo aprovechar el jugador de más”, apuntó el "Mellizo". 
“Llegamos sobre el final del partido, intentamos los desbordes con la entrada de (Cristian) Espinoza, y tuvimos dos o tres muy claras para empatar”, completó Barros Schelotto. 


El técnico xeneize restó importancia a las dos derrotas consecutivas en la Superliga y explicó que “son circunstanciales. La preocupación parte de cuando el equipo no tiene respuesta o cuando es superado, pero en la desventaja del hombre de menos el partido lo siguió manejando Boca”. 


Barros Schelotto aseguró que “jugando así serán más victorias que derrotas” y señaló que “obviamente que las lesiones complican, pero hay un plantel para volver a la senda de triunfos, porque está puntero y porque es Boca”.