Guillermo Barros Schelotto, entrenador del Boca bicampeón, calificó como “merecida” la conquista de la Superliga y destacó que la principal “virtud” resultó en el hecho de que “fue un equipo que siempre atacó”.

La mayor virtud de Boca consistió en que fue un equipo que siempre atacó, que siempre propuso, en cualquier cancha”, sostuvo el mellizo, tras el empate 2-2 con Gimnasia, en La Plata, resultado que coronó al elenco xeneize, a falta de una fecha para el cierre de la pretemporada. 

Ganamos porque fuimos los mejores. Boca fue siempre superior a los demás”, desafió el entrenador xeneize, que logró su segundo título consecutivo al frente de la entidad de la Ribera. 

También rescato la unidad del grupo”, dijo Barros Schelotto, quien consideró como algo “especial” haberse consagrado en la cancha “que me vio nacer”. 

De acá (la cancha del Bosque) me acuerdo de todo, cuando venía de chico, cuando jugaba y veía las tribunas”, manifestó Barros Schelotto, con un dejo de nostalgia. “Me gustaría terminar mi carrera de entrenador en Gimnasia, sin lugar a dudas”, apuntó.

El más ganador

El título conseguido convirtió al entrenador en el más ganador de la historia de Boca si se suman sus 16 logros como jugador y el bicampeonato como técnico en las temporadas 2016/17 y 2017/18.

De esta manera el "Mellizo" superó a Sebastian Battaglia, actual técnico de Almagro, quien como jugador tenía 17 campeonatos entre nacionales e internacionales, aunque siempre como futbolista, una condición en la que Barros Schelotto nunca lo podrá batir.

Además Guillermo, de 45 años y que como jugador consiguió 10 copas internacionales y 6 torneos de liga, entró también en la historia por estar en el círculo privilegiado de los entrenadores que fueron bicampeones.

En esa lista están Mario Fortunato en la temporada 1930/31 y 1934/35; Alfredo Garassini en 1943 y 1944; Juan Carlos Lorenzo en Metropolitano y Nacional 1976, Copa Libertadores 1977/78; Carlos Bianchi Apertura 1998, Clausura 1999, Copa Libertadores 2000/01, y Alfio Basile en el Apertura 2005 y el Clausura 2006.

Fuente: Télam