Guillermo Barros Schelotto consideró que para que el "partido ante Gimnasia (el club en el que se formó y debutó en primera) del próximo domingo sea definitorio para llegar al título había que ganar ante Newells", algo que el conjunto "xeneize" consiguió por 3 a 1. "Pero también hay que tener en cuenta que desde enero que no podemos juntar a los mismos once jugadores en cancha, aunque siempre el que entró respondió para el equipo", agregó.

"Hubo varios jugadores a los que les faltaba continuidad y por eso en el primer tiempo nos costó un poco, pero cuando en la segunda parte lo mandamos a (Emanuel) Reynoso más al medio, encontramos más juego y fuimos justos ganadores", explicó. Se lo vio molesto con los zagueros centrales Lisandro Magallán y Santiago Vergini tras el gol de Héctor Fértoli para Newell's, y la explicación no salió de la lógica. "Lo que opino de las jugadas se lo digo a mis futbolistas y lo que puedo decir es que me molesta que somos nosotros los que les damos las oportunidades a los rivales". 

"Lo mejor del equipo fue que superamos claramente a nuestro rival y lo peor es justamente que no me gusta que nos hagan goles", apuntó. "Y en cuanto a lo que se viene diciendo de los arbitrajes, se generó últimamente una discusión en los medios muy injusta para nosotros y para ellos. Y respecto de lo que dijo Ariel Penel sobre que no fue penal el que hizo Gonzalo Verón contra Independiente, lo único que puedo decir es que ante el error, silencio y mucho trabajo", disparó.

Ramón Ábila marcó los dos primeros goles de Boca pero según Barros Schelotto "él y Walter Bou están peleando un lugar y van a seguir jugando alternadamente". "Y respecto de los colombianos, estuvieron haciendo gimnasio Edwin Cardona y Wilmar Barrios, y pueden estar el miércoles con Palmeiras (en la Bombonera, desde las 21.45)", amplió. La realidad es, sin embargo, que este último recién podría llegar, con lo justo al juego de la primera semana de mayo frente a Junior, en Barranquilla.

"En cuanto a Frank Fabra, que salió lesionado al final del partido, está bien, ya que solamente sufrió un calambre", precisó. Las chances de que Cristian Pavón se vaya a jugar a Europa después del Mundial saltaron a la mesa de las consultas después de la excelente tarea frente a Newells con el tercer gol incluido que le dedicó a su padre, que llegó desde su ciudad natal cordobesa de Anisacate. "Me vino a visitar unos días y hoy vino a la cancha", contó el delantero.
"A Pavón le digo hoy que debe recordar que las cosas que disfruta en la cancha de Boca no las va a disfrutar en otras partes. Es difícil vivir en otras partes del mundo lo que se vive en La Bombonera", le "aconsejó" el "Mellizo".