El técnico de Boca, Guillermo Barros Schelotto, sostuvo que están "vivos y con la posibilidad de clasificar en la última fecha", tras el empate (1-1) con Junior, en Barranquilla, por la quinta fecha del Grupo H de la Copa Libertadores. "Estamos vivos y con la posibilidad de clasificar en la última fecha", aseveró el entrenador boquense, considerando que "Junior tiene un partido difícil en Brasil con Palmeiras y nosotros recibimos a Alianza Lima", agregó.

"Es bueno para Boca tener la chance de ganar y esperar un resultado positivo de Palmeiras para clasificar", valoró el Mellizo en relación con el pase a los octavos de final. "Teníamos la posibilidad de quedar afuera o seguir y seguimos, esto es bueno, nos mantenemos con vida", declaró el DT "xeneize" en conferencia de prensa.

"No fue penal el de Wilmar (Barrios), pero si lo fue la mano del defensor (Germán Gutiérrez) de Junior. Que pasen estas cosas es lamentable", comentó sin disimular su bronca. El "Mellizo" argumentó que "los jugadores perdieron el equilibrio después de la decisión del árbitro (Roody Zambrano) en el penal y el 1-0. Pero después mejoraron y manejaron la pelota", manifestó el ex puntero derecho de Boca y Gimnasia y Esgrima La Plata.

"A Junior, salvo la del penal y un remate de (Yoni) González, lo marcamos bien. Manejamos bien la pelota en el medio, nos faltó profundidad para ganarlo" prosiguió en el análisis del partido.
"Era obvio que iba a ser un partido de igual a igual como finalmente resultó", reconoció el ex entrenador de Lanús y de Palermo, de Italia.

Barros Schelotto estimó que "los tres puntos perdidos en el partido de local con Palmeiras (en la fecha anterior) son los que complican la situación. Lo manejamos y en un cabezazo se pusieron 1-0. Después, en un error defensivo, el 2-0 culminó el partido. Esos puntos son los que hoy nos hacen falta".

"Por eso ahora hay que cambiar la cabeza y ganar los tres partidos que quedan en la Superliga", refirió el entrenador pensando en el otro frente, a nivel local, que Boca debe afrontar para lograr el bicampeonato. Por último, sobre el estado del volante Wilmar Barrios, Guillermo indicó que "está bien", que había estado "entrenando de manera leve, por lo que era lógico que le iba a costar jugar los 90 minutos". El colombiano no completó los 21 días de recuperación de un desgarro (llevaba 17).