Desde Barcelona, el presidente de la Asociación del Fútbol Argentina, Claudio Tapia, dio una conferencia de prensa para confirmar la suspensión del partido entre la Selección Nacional con su par israelí y dar los motivos de la decisión.

"Lo vivido en las últimas 72 hs.,  las acciones y amenazas nos llevaron a no viajar. Como presidente mi misión es bregar por la salud, seguridad e integridad física de la delegación argentina, por eso tomé esta decisión" dijo el titular de AFA. 

"Pido disculpas: no es nada con la comunidad judía ni con Israel" agregó Tapia tras adjudicarse la decisión pese a que todos apuntan a que fue Lionel Messi quien presionó para no viajar a disputar el encuentro.

El martes, después del escrache a la Selección Nacional en el entrenamiento en Barcelona, la Pulga quedó en el centro de la tensión porque en varios videos, aparecieron palestinos quemando su remera albiceleste.

"El fútbol no es más que un deporte universal que trasciende fronteras, que debe ser entendido como algo q dura 90 minutos y que no tiene nada que ver con la violencia" agregó Tapia y remató: "Los que piensan y tratan de ignorantes nos subestiman. Hace 70 años q se vive esta situación".

Por último, Chiqui pidió tomar esta decisión como "un aporte a la paz mundial" y se disculpó. "Pedimos disculpas a los argentinos, a los que sacaron entradas rápidamente para ver a la Selección y a los chicos de distintas religiones que iba a ser parte de las acciones como un aporte al mensaje claro que el fútbol es un deporte universal que trasciende fronteras".