El plantel de Boca tuvo este martes un día especial, por la embanderada recepción que tuvieron los jugadores en el ingreso al predio Pedro Pompilio y el aliento que bajó de la tribuna colmada por simpatizantes que recordaron la victoria en el superclásico del domingo último.

Una larga cola hicieron hinchas desde bien temprano frente al portón principal para asistir al entrenamiento, que los días martes es abierto.

"Guillermo, Guillermo", bajó de la tribuna de la cancha principal de predio como retribución a la celebrada victoria del domingo en el Monumental por 2-1.

Los alambrados del predio quedaron rodeados de banderas auriazules con leyendas referidas al triunfo sobre River.

Por otra parte, en Boca esperan que sea quitada la sanción al colombiano Edwin Cardona, habida cuenta que las cámaras dejaron en claro que no hubo codazo que creyó ver el árbitro Néstor Pitana.

El entrenador Guillermo Barros Schelotto quiere mantener activo al equipo y por eso busca rival para poder jugar un amistoso el próximo fin de semana, ya que recién tiene cita oficial para el domingo 19 de noviembre frente a Racing en La Bombonera.

El entrenamiento consistió con ejercicios regenerativos y terminó con un desafío de tiros libres.

Darío Benedetto y Cristian Pavón se encuentran con el seleccionado argentino en Rusia, y también faltaron los colombianos Cardona y Wilmar Barrios, afectados al conjunto nacional de Colombia, al igual que Nahitán Nández, con Uruguay.