El entrenador de Independiente, Ariel Holan destacó en la noche del jueves su "satisfacción" porque Independiente haya vuelto "a ser competitivo en todos los frentes", luego de lograr frente a Deportivo Lara, se Venezuela, una victoria por 2 a 0 que lo devolvió a unos octavos de final de la Copa Libertadores después de 23 años.

"Como hincha y socio de Independiente estoy agradecido a mis futbolistas por darnos esta alegría tantos años después", testimonió Holan. "El mérito es de los jugadores que defienden esta camiseta como uno sueña que lo hagan. Por ejemplo ahora tenemos a dos futbolistas que estarán en el Mundial como Maximiliano Meza y Gastón Silva, al que ojalá que en Uruguay también lo pueda acompañar Martín Campaña si el 'Maestro' Oscar Tabárez así lo decide", apuntó.

En este punto el técnico redobló los elogios a estos futbolistas porque "ante la inmediatez del Mundial, igual quisieron estar presentes y dejar todo para darle la clasificación a la institución".
"Por eso deseo que dentro de cuatro años Independiente tenga más jugadores aún en un Mundial jugando por las selecciones. Lo único que me molestó de esta Libertadores fue que nos anularon cuatro goles legítimos, incluyendo el de Emanuel Gigliotti", completó Holan.

A su lado Martín Benítez, autor del primer tanto, resaltó que en el córner del que sobrevino la conquista intentó "pegarle al primer palo para que rebotara en alguien, porque era algo que se había practicado en la semana". En cuanto a quien tenía a su lado, el misionero resaltó que "a Ariel se lo empezó a entender y en un año y medio el equipo practica el toque y la búsqueda de la devolución, que es el fútbol que él pretende".

En el vestuario de enfrente el técnico de los venezolanos, Leonardo González, resaltó que "nadie apostaba un bolívar a que Deportivo Lara iba a llegar a la última fecha dependiendo de sí mismo". "Y haberle ganado a Independiente en el partido que jugamos en Venezuela fue algo espectacular. Lo malo fue que en nuestra casa a ellos les prestamos la cancha para que entrenaran y acá, en Buenos Aires, no hicieron lo mismo con nosotros", concluyó.