El entrenador de Independiente, Ariel Holan, se quejó fuertemente de los arbitrajes tras la caída de su equipo ante Godoy Cruz por 1-0 en el Estadio Malvinas Argentinas, en Mendoza, por la cuarta fecha de la Superliga.
 
“No es normal lo que está pasando. Nos están pasando cosas raras con los arbitrajes. Estoy muy enojado y muy molesto. ¿Hay otros equipos grandes a los que les cobren cuatro penales seguidos o les anulen dos goles, como nos pasó en Bahía Blanca? En la Copa también hubo un penal inventado y los inventos duelen, porque esto es fútbol profesional y está en juego el trabajo de los técnicos y jugadores”, argumentó Holan, quien pareció explotar luego de que los periodistas le preguntaran varias veces sobre el tema. 

Holan se lamentó porque el gol de los anfitriones lo concretó el uruguayo Santiago Morro García, de penal, a los 14 minutos del segundo tiempo, que fue consecuencia de una sujeción de Juan Sánchez Miño contra el paraguayo Cristian Báez que cobró el árbitro internacional Patricio Loustau, ubicado al lado de la acción.
 
De todos modos, más allá de reclamar por lo que entiende como acumulación de fallos perjudiciales, el conductor de los Rojos también se refirió a sus propios errores y a la necesidad de que el conjunto mejore su rendimiento.
 
“No arrancamos de la mejor manera el semestre. Pasamos a los octavos de final de la Copa Sudamericana y quedamos afuera de la Copa Argentina, así que es un poco ambivalente el rendimiento en cuanto a los resultados”, evaluó.
 
Del dolor que les provocan los reveses consecutivos, adujo que distan de hallarse acostumbrados y resignados a las derrotas.
 
“No hay dudas. Lógicamente no estamos acostumbrados a perder y no nos gusta, pero todavía hay mucho por hacer y trabajar”, sintetizó Holan.
 
“En la actitud fundamentalmente me voy conforme. Desde el resultado, obviamente no, pero tuvimos volumen de juego, generamos nuevamente un montón de situaciones de gol y habrá que trabajar para aprovechar esas oportunidades. Irse con las manos vacías es algo para rever”, sostuvo al seguir con su análisis.
 
“La única pelota de ellos que fue al arco fue de penal. En el momento me pareció que no fue, pero yo no estoy en el área. De todas maneras, que te pateen un tiro al arco de esta forma, duele”, había respondido, hasta que luego dejó de guardar las formas y fue muy duro con los arbitrajes.

Fuente: DyN