El escenario del encuentro.

Huracán y Vélez jugarán sin público en cancha de Argentinos Juniors el partido que deberán disputar por los octavos de final de la Copa Argentina, conforme a lo dispuesto por los organismos de seguridad.

El partido había sido programado la semana pasada para este viernes a las 20.30, pero restaba definir el estadio y si era a puertas cerradas.

Los partidos entre el Globo y el Fortín quedaron marcados a partir de lo ocurrido en el Clausura 2009, cuando con una polémica actuación del árbitro Gabriel Brazenas, Vélez derrotó a Huracán y le arrebató el título.  

En primera instancia, la organización y los clubes quería. que el partido por Copa Argentina se disputara en la provincia de Buenos Aires, pero la Aprevide no quiso ya que temía posibles disturbios entre las hinchadas, informó la agencia NA.

Como ambos clubes no querían ir al interior de las país, se optó por mover la sede a Capital Federal, pero la única chance para que hubiese público fue sólo con una de las dos hinchadas, algo que ninguna de las dirigencias estuvo dispuesta a resignar.

Los clubes propusieron que se disputara sólo con socios de ambos equipos, pero la seguridad no cedió y se confirmó el partido en el “Diego Armando Maradona” sin gente, a puertas cerradas.

Balestrini culpó al Gobierno por la decisión

El secretario general de Vélez, Álvaro Balestrini. responsabilizó al Gobierno por el hecho que se juegue a puertas cerradas. 

“Tanto nosotros, Huracán, la organización de la Copa y AFA hicimos lo imposible para que haya público, pero no queda otra opción que pensar que el Gobierno no quiere tener responsabilidad si existe algún hecho de violencia”, dijo. 

Consultado sobre algún miembro de los organismos de segurida. le había hecho referencia a eso, confesó: “Nadie nos lo dijo, pero te quepa dudas que después de las elecciones los partidos de Copa Argentina se van a jugar con público de ambos clubes”.