El ecuatoriano Bryan Cabezas, pedido por Ariel Holan, era uno de los refuerzos de Independiente con mayor potencial. Cuando todo parecía encaminado, su contratación se cayó por un insólito error de traducción. 

Según informó el programa "De la cuna al infierno", en el contrato se confundieron y escribieron Bryan "Heads" ("cabezas" en inglés). 

El futbolista pasó por Panathinaikos y casi va al Avellino de Italia pero prefirió desembarcar en el "Rojo". El error de traducción no fue el único desencadenante para que Cabezas no arribe finalmente a  Independiente. Al parecer también faltaba la firma del tesorero en el contrato.

El libro de pases cerró y el ecuatoriano no formará parte del plantel de Holan.