Ocurrió 10 minutos antes de que termine el partido. (Captura)


Solo la rápida actuación del médico del Stuttgart salvó al capitán Christian Gentner, quien se tragó la lengua tras un terrible choque con el arquero rival, en el partido de Bundesliga que su equipo ganó este sábado por 1-0 al Wolfsburgo. 

A falta de 10 minutos para el final, el arquero Koen Casteels golpeó con su rodilla en la cabeza de Gentner y éste comenzó a sangrar. Como consecuencia del golpe, Genter se tragó la lengua y la rápida actuación del doctor Raymond Best evitó la tragedia. 

"Si el médico no hubiese reaccionado tan rápidamente...", dijo el director deportivo del Stuttgart Michael Reschke. El club publicó un mensaje en Twitter para explicar que Genter fue trasladado a un hospital y que se recupera favorablemente. 

"Fue un ’shock’ para todos, unos minutos dramáticos", admitió tras el partido el técnico local Hannes Wolf. 

"Tuvimos un gran susto de que pudiera sufrir daños graves. No pudimos disfrutar la victoria porque nuestros pensamientos estaban con nuestro capitán", añadió. 

"Realmente fue un choque muy fuerte y probablemente tenga algunos huesos rotos, pero el médico dice que se recuperará completamente", indicó. 

Gentner tiene 32 años y fue cinco veces internacional con la Mannschaft en 2009 y 2010. Ha ganado la Bundesliga en dos ocasiones, con el Stuttgart en 2007 y dos años después con el Wolfsburgo. 

 
Médicos reaccionaron rapidamente.
El capitán del equipo casi muere al tragarse la lengua.
El equipo del afectado fanó y el partido finalizó 1-0.

Fuente: AFP

Ver más productos

Santo Tomás de Aquino, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a santo Tomas de Aquino

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos