El futbolista colombiano de Boca, Edwin Cardona, desmintió este martes un rumor que lo involucraba en un escándalo en un hotel de la zona de Puerto Madero junto con su compañero y compatriota Wilmar Barrios, y afirmó que “todo lo que se está hablando es mentira”.

Sobre el tema manifestó: “Estoy muy dolido por todo lo que se está diciendo y es muy extraño todo lo que salió. Nunca en mi vida tomé un cuchillo y las mujeres son algo sagrado para mí, jamás haría algo así”, declaró en el programa radial De Una Con Niembro.

Lo concreto es que por las redes sociales comenzaron a circular versiones que señalaban a Cardona y a Barrios como los responsables de un escándalo en el que estuvieron involucradas dos mujeres. Las mismas habrían asegurado que los jugadores las amenazaron con un cuchillo. 

“Nos estábamos cortando el pelo con el peluquero de toda la vida. Él puede atestiguar que no pasó nada. Quiero llegar al fondo de todo esto”, puntualizó Cardona, y agregó: “En mi vida vi a esas señoritas, no las conocía. El peluquero sí, pero nosotros con Wilmar no tuvimos nada que ver. Es una falta de respeto que manchen nuestro nombre de esta manera”.

Angelici: "Voy a averiguar qué pasó"

El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, aseguró este martes que ignora qué ocurrió con los dos futbolistas del plantel profesional involucrados en un escándalo nocturno, pero aseguró que “averiguará” lo que sucedió.

"No hablé con nadie. Voy a averiguar para ver qué pasó”, manifestó Angelici durante una entrevista con TNT Sports cuando fue consultado por el rumor que involucra a los colombianos Edwin Cardona y Wilmar Barrios en una presunta fiesta realizada en un hotel porteño.

La versión que comenzó a circular esta mañana indicaba que los dos integrantes del equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto participaron de una fiesta en un hotel porteño, con mujeres y algunos excesos.

Sobre el tema habló el abogado Miguel Angel Pierri, quien se presentó como defensor de Cardona y Barrios, para aclarar, en declaraciones a la radio AM 990, que se trataba de una “extorsión”.

Fuente: Télam