Los hinchas de San Lorenzo que viajaban en colectivo fueron agredidos por los policías que custodiaban el micro de Boca, en la previa del partido. Los uniformados agredieron dos veces con gas pimienta a los simpatizantes, en un repudiable hecho. El suceso ocurrió a las 17.54 sobre Avenida Perito Moreno, a unas cuadras de la sede del encuentro entre el Xeneizey el Cuervo.

En el momento en el que sucedió el hecho, el transporte con los fanáticos de San Lorenzo se encontraba detenido a un costado de la avenida para permitir el paso del micro con los jugadores que conduce Guillermo Barros Schelotto. Los hinchas del Ciclón cantaron en contra de Boca cuando pasó el micro, pero no hubo ningún tipo de agresión. Por eso sorprendió la reacción policial.