Por Horacio Pascuariello
@cronicapesca 

Antes de pasar a la pesca, que es el tema que nos ocupa en esta sección, vale destacar las características únicas de nuestro estuario, el cual tiene en su haber una legendaria fama de mortal traicionero. El río más ancho del mundo está formado por las aguas que aportan el Paraná y el Uruguay, mide 290 kilómetros de largo y tiene una anchura de 230 kilómetros.

Su cuenca hidrográfica es la segunda más amplia de Sudamérica después de la del río Amazonas, y la quinta más grande del mundo; abarca partes de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay, y mide 3.170.000 km2. Se lo considera un estuario puesto que ahí se mezcla agua dulce y salada, y sus corrientes son controladas por las mareas provenientes del océano.

En cuanto a su turbio color marrón, se debe a los 57 millones de metros cúbicos de sedimentos que recibe cada año. Prefectura pide prestar atención a los 244 barcos hundidos que pueden producir un accidente ante un cambio de marea; pero desde antaño los navegantes han sufrido el mal humor del río color de león, en sus aguas se contabilizan miles de naufragios que el arqueólogo Juan Pablo Guagliardo reflejó en un artículo de investigación titulado "El infierno de los marinos", donde menciona 1.099 hundimientos, mientras otros investigadores aumentan el numero hasta casi unos 2.000.

En cuanto a la pesca recreativa, tuvo un aumento exponencial esta última década debido a que el dorado logró instalarse y adaptarse a la polución, haciendo que durante todo el año se pueda practicar este deporte en todo su frente costero generando un gran atractivo entre los aficionados que se embarcan en su busca.

Esta semana la zona norte tuvo superlativas cosechas, especialmente de grandes patíes, también de bogas y tarariras, dándoles la oportunidad a expertos y novatos de tener una experiencia comparable con cualquiera de los mejores pesqueros de la argentina. Julio Alquezar, guía y gran conocedor de cómo y dónde pescar en el Plata, nos detalló que las mejores zonas para el patí y el dorado son alrededor de la isla Martín García, Oyarbide, La Raja y sus canales cercanos; también los pozones del Barca Grande, o la continuación hacia la biga 60 en la desembocadura del Barca o del Petrel.

Adentro de los canales y arroyos de la isla Oyarbide es el mejor lugar para los amantes del spinning o fly cast y lograr estupendas tarariras con señuelos. Volviendo a los dorados -que es el gran imán para quien busque emociones fuertes-, otro sector excelente es las Piedras de Martín Chico, sobre la costa uruguaya, detrás de Martín García.

Las bogas están más instaladas en la zona de la isla Las Dos Hermanas y nos permiten cerrar una jornada a pleno pique. Vale destacar que esta semana se registraron curiosas capturas de algunos surubíes, especie que junto con el delfín del plata o franciscana es casi un milagro ver por las aguas porteñas.

Sobre equipos y carnadas no hay muchos secretos y prácticamente cualquier equipo de cañas cortas y reeles fuertes se adapta. Nosotros sugerimos caña de grafito o fibra, con acción de punta, y un largo de 2,10 hasta 2,50 m para usar con reeles rotativos que pueden ser medianos o grandes, con una capacidad de carga mínima de 200 m de nailon de 0,40 mm o multifilamento de 30 libras.

En lo que respecta a carnadas, los dorados toman los bagres amarillos que se obtienen en el mismo río, los patíes salen con anguilas enteras, morenas, bogas o sábalos chicos, mojarrones, lombriz blanca grande y/o postas de sábalo en descomposición. Por informes o guiadas, buscá en Facebook a nuestro amigo Julio Alberto Alquezar.

El Pique 

Altos Verdes. Todavía mucho calor para el pejerrey, pero bien temprano alguno se puede lograr, son medianitos. Hay lisas de todos los portes, con paciencia alguna se da. Chis-Chis. Para los ansiosos que no aguantan la llegada del otoño, pueden ir bien temprano y con algo de viento pueden lograr pocos pejerreyes pero de buen tamaño.

La Boca. Ex San Lorenzo. Promete para la temporada de pejerreyes que se viene porque ya se los puede pescar en horas de la mañana. De fondo, carpas, también dientudos y lisas que están especialmente en la zona del puente Pezoa.

Manantiales. Recomendable para ir a tirar muñecos, hay tarariras de todos los tamaños. Recomendamos hacer pesca y devolución, también hay que probar con carnadas. Adela. Otra de las del corredor de Ruta 2 que puede dar tarariras con carnada, y algunos pejerreyes en las horas más frescas y con viento.

Salada de Monasterio. Una laguna en la cual hay que tener en cuenta el clima antes de ir, aunque el camino está mucho mejor. La mejor pesca que podemos hacer es la de carpas de fondo, hay que probar con masa.

Vitel. Hay tarariras y están a pleno con estas temperaturas, es importante probar durante las horas de menos calor. También de fondo se pueden dar junto con bagres y carpas, recomendamos probar en el canal.

Lobos. Como dirían los jóvenes, ¡ya fue! Una fuerte baja del nivel y las pocas lluvias atentan contra su fauna ictícola, habrá que esperar a que vuelva a un nivel lógico y que sea resembrada de pejerrey.

La Brava. Envuelta en un paisaje bellísimo, da para pasar unos días ahí o un fi n de semana de vacaciones y de paso pescar. La característica es buscar los pejerreyes con líneas más profundas, paternóster o chiripa. Hay pejerreyes medianos, mucho dientudo que molesta y lindos bagres.

Blanca Grande, Olavarría. El pique de pejerrey no está fi rme pero algunos se logran, y de medida con algunos de mejor tamaño. También se pueden buscar carpas en la zona del arroyo, donde también hay tarariras.

Kakel Huincul. Para recomendar a quien le guste la pesca de tarariras con señuelos o mosca. Hay que buscarlas embarcados y evitar las horas de mayor temperatura, por nuestra salud y porque las tarariras no comen. Lo mejor es al amanecer o el atardecer, y si te quedás, desde el muelle de noche se puede dar alguna linda pieza.

Gómez. Junín. Se venían registrando altas temperaturas que calentaron el agua debido a que este espejo perdió un poco de profundidad. De todas formas, ya bajó un poco la temperatura del agua y se está dando el pique de pejerrey. Se repiten las características de la última temporada que pasó. Salen bien arriba, si bajamos más las brazoladas salen bagres y dientudos, la mejor carnada es la mojarra.

Río de la Plata. Relevamiento semanal de pesca en los diferentes espigones de Ensenada Barragán y de Berisso, por Emir Richardi. Tuvimos una semana bastante irregular al igual que la semana pasada; la pesca de las diferentes especies en nuestro querido estuario del Río de la Plata no ha sido de lo mejor, en lo que concierne a los diferentes espigones de nuestra querida región de Ensenada Barragán, tenemos que señalar que en el espigón del Club Universitario como el Municipalizado y Río de la Plata, la misma ha sido por demás muy pobre, con muy pocas especies extraídas en cuanto a carpas, variada de piel y doradillos, lo más importante fue la pesca de bogas, que en su mayoría eran de medianas a chicas.