El grito sagrado de Lisandro López. 

El capitán de Racing Club, Lisandro López elogió sin nombrarlo al entrenador Diego Cocca al afirmar que su equipo se llevó un valioso empate 1-1 del estadio paulista de Corinthians gracias a que realizó "un partido tácticamente muy bueno". "Había que hacer el esfuerzo, porque desarrollamos un partido tácticamente muy bueno y el resultado es muy valioso, aunque lo ideal sería ganar", apuntó Licha respecto de esta igualdad en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana que se definirá en Avellaneda el miércoles próximo.


"Nos faltó terminación en algunas jugadas, porque lo quisimos ganar. Y el gol de (Enrique) Triverio lo grité mucho porque lo merecíamos, más que porque el remate previo fuera mío", explicó. López resaltó finalmente que ahora se siente "muy bien físicamente. Y eso para mi es fundamental para tener la pelota y hacer goles, que es lo que forma parte de mi juego".


En tanto su compañero, el defensor Lucas Orban, una de las incorporaciones racinguistas de la actual temporada, reconoció que este empate sirve para levantar cabeza "después de la derrota con Olimpo en Copa Argentina, que fue dura. Pero hoy vinimos a buscar esto y lo logramos, porque a Corinthians siempre lo fuimos a presionar y salió bien". 


"En el penal que hice contra Olimpo tuve responsabilidad (perdieron 4-2 después de ir ganando 2-0), pero esto es dinámico y así como me tocó salir ante Temperley por ese motivo, hoy creo que volví mejor. Pero acá lo importante es lo grupal", concluyó el ex zaguero de River Plate y Tigre.