Ocho hinchas de Independiente fueron detenidos durante ocho horas en Brasil a raíz de una pelea interna en la tribuna visitante, antes del choque por la Recopa Sudamericana disputada entre Gremio de Porto Alegre y el equipo de Avellaneda, informaron las autoridades.

En el grupo se encontraba el ex capo de la barrabrava conocido como César "Loquillo" Rodríguez, quien fue capo de la barra de Independiente varios años atrás, cuando "Bebote" Álvarez cayó preso por primera vez. 

"Loquillo", quien tiene prohibido ir a ver a Independiente dentro de Argentina, fue golpeado por un grupo de hinchas antes de la final ganada por penales por los brasileños en el estadio Arena Gremio.


Según explicó el cónsul argentino en Porto Alegre, Jorge Perren, los ocho detenidos fueron liberados luego de que la justicia aceptó las condiciones de la defensoría pública para que siguieran el proceso en libertad.

 

Interna en la barrabrava de Independiente

Una publicación compartida por Guido Valeri (@guidovaleriok) el



"Fueron ocho los detenidos, uno de ellos levemente herido con un corte de arma blanca, que está fuera de peligro. Les tomaron declaración ante la fiscalía y todos atribuyeron el tema a que fueron atacados para robar un celular dentro de la propia tribuna visitante", dijo el cónsul.

El diplomático aclaró que el problema se registró entre los propios argentinos y que no hubo altercados ni con la policía "gaúcha", como se les dice a los de Rio Grande do Sul, ni con la parcialidad local.

"Hay que reconocer el gran trabajo policial de logística para proteger y acompañar a hinchas y jugadores, una experiencia que tomaron en el Mundial 2014", destacó el cónsul Perren.

El caso quedó a cargo del juez Marco Aurelio Martins Xavier, a cargo del fuero del Hincha y de Eventos Deportivos, que caratuló la causa como riña grupal, lesiones leves y robo.

Para lograr la liberación, el magistrado determinó que como no hubo denuncia no se procesara a nadie por las lesiones leves, pero sí por tumulto a seis de los de los ocho involucrados, que no podrán volver a entrar en Brasil hasta el 31 de diciembre próximo.

Los más complicados son una persona acusada de robo y otro por portación de arma blanca, que serán procesados y mientras dure el proceso no podrán volver a Brasil. Los hinchas iniciaron, en grupos separados, el retorno en autobuses desde Porto Alegre hasta la ciudad de Uruguaiana, en la frontera con Paso de Los Libres, Corrientes.