En Independiente, los futbolistas tomaron la decisión de no hablar más con dos medios deportivos, por haber dejado trascender nombres propios de dos damnificados en la causa por abusos.

El club emitió un comunicado, que colgó en las redes sociales, para informar y repudiar a la vez.