De cara a la primera final ante Gremio, de Brasil, en el marco de la Recopa Sudamericana que se jugará el próximo miércoles desde las 21 en el Estadio Libertadores de América, en Avellaneda, los hinchas se agolparon en las ventanillas del estadio para adquirir sus entradas.

Socios y no socios, coparon las calles del barrio para tratar de obtener un ticket que les permita ver el partido ante Gremio y soñar con un nuevo título.