“No habíamos aprovechado las chances con Venezuela y Perú,  que merecimos ganar para no llegar con esa presión al último  partido. Teníamos el miedo obvio del momento que estábamos viviendo. Sentía la presión y el cagazo obvio del momento”, confesó el capitán argentino.

Messi remarcó que Argentina “cumplió con la obligación que tenía, era una locura no estar en el Mundial”. 

“Ahora tenemos que aprovechar todo el tiempo que podamos  para afianzarnos como equipo. Creo que falta trabajo y tiempo. No es lo mismo preparar un partido cuando tenés la necesidad de ganar y clasificar, que jugar amistosos con la tranquilidad de trabajar y crecer como equipo”, dijo en una entrevista a Fox Sports. 

Sobre el arribo de Sampaoli, sostuvo que “no es fácil  adaptarse a los cambios y a su filosofía, hace falta tiempo y trabajo”. 

“A medida que pasan los partidos nos vamos sintiendo mejor, en el sistema que usa Jorge los de afuera son fundamentales y no teníamos tan claro jugar con 3 atrás en la Selección. De a poco nos vamos acostumbrando a esos cambios, queda crecer”, aseveró.

Sobre los cambios de entrenadores y estilos de los últimos años, opinó que “cuando mejor estábamos con Martino, se fue” y  sostuvo que “luego vino el Patón (Bauza), que era otro estilo y duró poco”

Messi hizo referencia al Brujo Manuel, quien estuvo en  Ecuador enviado por AFA cuando clasificó la Selección: “Sabía  que había ido. No sé si ayudó o no, pero si lo hizo, bienvenido sea. Necesitábamos cualquier cosa para clasificar”.