El Barcelona se metió este miércoles por undécima vez consecutiva en los cuartos de final de la Liga de Campeones al ganar 3-0 al Chelsea, liderado por un Lionel Messi que marcó un doblete y alcanzó los 100 goles en el máximo torneo europeo. 

El astro argentino abrió el marcador (3), antes de servir un pase a Ousmane Dembélé, que hizo el 2-0 provisional (20), y después el argentino repitió con otro gol (63), en un partido de vuelta de octavos de final, en el que el Barça sufrió más de la cuenta en algunos momentos pese a ventaja relativamente cómoda. 

Con su doblete, Messi se convirtió en el segundo hombre en alcanzar la barra de los 100 goles en la Liga de Campeones, por detrás de Cristiano Ronaldo (Real Madrid), que lleva ahora 117. 

El Barcelona salió dispuesto a llevarse este partido y apenas había empezado a rodar el balón cuando Messi aprovechó un rechace que le favoreció en el área para soltar un disparo cruzado casi sin ángulo, que se coló en la portería de Thibaut Courtois.  

El gol más rápido que convirtió 

El argentino marcó así el gol más rápido de su carrera, a los 129 segundos, ocho años después del que había marcado en la Liga española en 2010 al Racing de Santander a los 156 segundos. 

El tanto relajó demasiado al Barcelona, que sufrió en los siguientes minutos ante un Chelsea que, frente a su esquema defensivo de la ida, esta vez apretaba y llegaba con peligro a los dominios de Marc André Ter Stegen

Al cuarto de hora, Willian, el autor del gol inglés en la ida, soltó un disparo que blocó el portero alemán del Barça (13). 

Willian y Hazard llevaban el peligro cerca el área azulgrana, hasta que volvió a aparecer el ’rey Leo’. 

Messi robó un balón en el centro del campo, corrió por la izquierda y mandó un pase al lado contrario, donde Dembélé controló y soltó un zapatazo al poste contrario, haciendo el 2-0 (20) y, de paso, su primer tanto con la camiseta azulgrana desde su llegada al principio de la temporada. 

Por debajo en el marcador, el Chelsea se lanzó a por el gol, sabedor de que un tanto le podía meter en la eliminatoria pero Ter Stegen primero paró un tiro a bocajarro de Marcos Alonso a pase de Willian (37) y al filo del descanso Alonso estrellaba un libre directo e el palo (45). 

El Chelsea mantuvo su impulso al inicio de la segunda parte, obligando a Ernesto Valverde a mover el banquillo y sacó a Paulinho por Iniesta (56) metiendo más músculo en el centro del campo.  

Messi al rescate 

El Barcelona penaba para contener a un Chelsea apoyado en las internadas de Hazard y Willian, y las apariciones de Marcos Alonso. 

Pero, entonces Messi volvió al rescate culminando una galopada de Luis Suárez desde el centro del campo. 

El uruguayo pasó a su compañero que se fue hacia la izquierda para soltar un tiro cruzado que se coló entre las piernas de Courtois (63). 

El gol sirvió para cortar de raíz el ímpetu del Chelsea, en el que Antonio Conte decidió ir a por todas con la entrada de Morata y Pedro.  

Pero la distancia se antojaba ya demasiado grande para un Chelsea exprimido, que todavía estrellaría otro balón en el travesaño (89).  

Tras esta victoria, el Barcelona acompañará el viernes en el bombo de cuartos el viernes al Real Madrid y al Sevilla, que el martes se clasificó al imponerse 2-1 al Mánchester United.  

Bayern venció 3-1 al Besiktas y pasó a cuartos

El Bayern Múnich, que ya había dejado el objetivo más que encarrilado con su victoria 5-0 de la ida, terminó el trabajo con un nuevo triunfo sobre el Besiktas, esta vez por 3 a 1 en Estambul, también en esta jornada.

Nada parecía poner en peligro la presencia del campeón y líder de la Bundesliga entre los ocho mejores del continente y nada llegó a amenazarlo nunca, en otro partido cómodo y tranquilo para los de Jupp Heynckes, que consiguió así un récord al encadenar un undécimo triunfo seguido en Champions.

Mirá el partidazo de Messi