El seleccionado de fútbol de Ecuador se entrenó a puertas cerradas a la espera del partido del martes en Quito ante Argentina, por la última fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018, y, aunque ya no tiene chances de clasificarse, el entrenador insistió en "buscar la victoria".

"Vamos a tratar de aprovechar el apoyo nuestro público en el estadio Atahualpa y el empuje y la velocidad que generan nuestros futbolistas para ir a ganar", dijo el DT interino de Ecuador, el argentino Jorge Célico, a medios locales.

"Vamos a ver un Ecuador absolutamente entregado con el único objetivo de la victoria. De local siempre hemos sido fuertes y no tenemos por qué dejar de serlo ante la Argentina, que es uno de los mejores equipos del mundo pero tienen el mismo grado de dificultad que nosotros en esta competencia", añadió.

Célico también aseguró que "la altura de Quito (2.850 metros) siempre va a ser un aliado para Ecuador, porque el ecuatoriano tiene una adaptación y un menor riesgo de temor al enfrentamiento a la altitud que tienen otras selecciones".

De cara al partido del martes, el entrenador no podrá contar con Antonio Valencia y Michael Arroyo, suspendidos, y tiene en duda a Enner Valencia por una lesión. 

Argentina, sexto en la tabla con 25 unidades, necesita una victoria en Quito para garantizarse al menos el repechaje; un empate o una derrota lo dejarían al borde de la eliminación. Ecuador, con 20, ya no tiene opciones de llegar a Rusia 2018.

Fuente: Télam