Rafael Nadal se aseguró finalizar el año como número uno del mundo gracias a su victoria ante Chung-Hyeon en dos sets, por 7-5, 6-3, este miércoles en el Masters 1000 de París-Bercy.

El mallorquín de 31 años ya no podrá ser alcanzado en ningún caso por el suizo Roger Federer, que no compite en París, ocurra lo que ocurra en el ATP Masters de Londres (12-19 noviembre).

Esta es la cuarta ocasión en que Nadal finaliza el año como número 1 del mundo, después de 2008, 2010 y 2013.

Desde la creación de la clasificación ATP en 1973, nunca antes un jugador de más de 30 años había acabado el año liderando la clasificación.

Nadal ha conquistado hasta el momento seis torneos en 2017, entre ellos Roland Garros por décima vez, y el Abierto de Estados Unidos por tercera vez.

Sin embargo, perdió en las cuatro ocasiones en las que se midió con Federer, entre ellas en la final del Abierto d. Australia. El suizo no disputó un elevado número de torneos para poder hacerle frente en lo alto de la jerarquía mundial.

Nadal se alzó al número 1 del mundo el 21 de agosto, después de haber comenzado en año en el puesto 9º. Las temporadas 2015 y 2016 fueron decepcionantes para él, sin llegar a una sola final de Grand Slam, pero nunca abandonó el Top 10 desde abril de 2005.

Tras su victoria de este miércoles, Nadal admitió que “no era el objetivo” acabar número 1 cuando comenzó su temporada de 2017.

“Era imposible para mí pensar en eso después de los momentos difíciles que tuve, pero ahora se ha dado y y estoy feliz”, saboreó.

“Creo que es un logro muy importante. Para mí tiene mucho más valor acabar el año (en lo alto del ránking) que ser número uno a mitad de la temporada. Las dos cosas son importantes, pero son diferentes”, analizó.
 .