Trascendieron nuevos detalles de la represión policial al plantel de Sportivo Las Parejas.  En este caso, Julián Gauna, jugador de Las Parejas, que recibió 16 balazos de goma en su cuerpo, brindó una nota a TyC Sports . “Nos trataron como a barrabravas... Hasta nuestra gente se fue tranquila”, señaló Gauna  y además explicó que “el árbitro empezó a inclinar la cancha; muy desprolijo todo. Nos anuló dos goles, cobró un penal que no fue... Un árbitro que tiene sus antecedentes”, señaló.

“La policía nos arrinconó donde estaba el portón, y ahí nos dieron con los palos, con los escudos y con las balas de goma”, señaló el defensor, quien además agregó que “el partido había terminado, queríamos que nos abrieran la puerta para irnos”. “Los policías reaccionaron mal porque pensaron que estábamos discutiendo con nuestra gente. Nos sacamos las camisetas para dárselas a los hinchas. Y fue ahí donde empezaron a pegarnos”, dijo Gauna, quien sufrió (uno de tantos) de la brutal represión policial tras la final de la Liga Cañadense de Fútbol, contra Defensores de Armstrong.

Varios terminaron heridos y hospitalizados. Un futbolista recibió un impacto en el ojo y estuvo a punto de perderlo. El problema comenzó cuando, al finalizar el encuentro, los futbolistas de Las Parejas se quejaron con el árbitro Leandro Bottoni, quien había cobrado un penal muy polémico y les anuló dos goles por supuesta falta al arquero.