El remo se despidió de Cochabamba dejando dos oros más en el medallero argentino, donde este martes se sumaron la esgrima y el karate para dejar a nuestro país en el 4º lugar con 13 medallas doradas, 19 de plata y 20 de bronce. En el último día de los remeros, llegaron los oros en cuatro pares de remos cortos y en ocho remos largos con timonel. Además hubo preseas de plata en doble par de remos cortos y en cuatro pares de remos cortos femenino.

Por su parte, la esgrimista Belén Pérez Maurice se coronó campeona invicta en sable; mientras que José Domínguez fue bronce en espada. En karate, el oro fue para Yamila Benítez en kumite (-50kg) y Agustín Farah obtuvo el bronce en kumite (-60kg). El ciclismo aportó dos medallas de plata, a través del BMX, donde Mariana Díaz, en mujeres, y Gonzalo Molina, en hombres, fueron segundos en las pruebas individuales.

Otra plata llegó en patinaje, gracias a Ken Kuwada (1.000 metros a los puntos ruta). En la prueba femenina, Rocío Berbel se quedó con el bronce. Por su parte, Federico Molinari (anillas) y Mayra Vaquié (suelo) obtuvieron plata en gimnasia artística. En rugby, el seleccionado femenino logró la medalla de plata  tras perder la final con Brasil y el masculino, la de bronce.