Si juega Pablo Pérez, el líder del certamen con 33 puntos (seis más que su escolta San Lorenzo), modificará su dibujo táctico y Carlos Tevez, dejará su función de enganche para jugar de nueve.

El "Mellizo" Guillermo Barros Schelotto dispuso un trabajo táctico en la Bombonera a puertas cerradas y en espacio reducidos, en el que paró primero a Agustín Rossi; Leonardo Jara, Paolo Goltz, Lisandro Magallán y Frank Fabra; Nahitan Nández, Wilmar Barrios y Edwin Cardona; Tevez; Cristian Pavón y Walter Bou y luego hizo ingresar a Pérez por el delantero ex Gimnasia de La Plata.

Enfrente estuvieron Guillermo Sara; Julio Buffarini, Santiago Vergini, Leonardo Balerdi y Emanuel Mas; Emanuel Reynoso, Sebastián Pérez, Pablo Pérez y Gonzalo Maroni; Cristian Espinoza y Ramón Wanchope Ábila.

El 4-4-1-1 no fue un capricho del entrenador sino que obedece al dibujo que utilizará el técnico de San Lorenzo, Claudio Biaggio.

Barros Schelotto probará mañana en la práctica en Casa Amarrilla nuevamente el equipo ante la mirada del director técnico de Argentina, Jorge Sampaoli, que está visitando los entrenamientos de diferentes clubes de Primera División.

Boca afrontará cuatro competencias en el año: la Superliga, la Supercopa Argentina, la Copa Libertadores y la Copa Argentina.

Si le gana a San Lorenzo el domingo, sacará una ventaja importante en el certamen local.
El 14 de marzo se medirá con River Plate (en Córdoba, Mendoza o Mar del Plata, sedes a confirmar) por la Supercopa Argentina.