El astro argentino Lionel Messi se transformó en el máximo goleador del año, consideradas todas las competencias del mundo, después de marcar el segundo tanto en la victoria de Barcelona sobre Real Madrid (3-0) por 17ma. fecha del torneo español.

El capitán del seleccionado “albiceleste” anotó el segundo del “derbi” español a los 19 minutos del período final y de ese modo llegó a las 54 conquistas este año, un registro inédito entre todos los futbolistas del planeta.

El rosarino postergó al portugués Cristiano Ronaldo, de Real Madrid; al polaco Robert Lewankowski, del Bayern Munich de Alemania, y al uruguayo Edinson Cavani (Napoli de Italia), quienes sumaron 53 goles y ya no volverán a jugar en 2017.

El único jugador en condiciones de superar la marca del argentino es el inglés Harry Kane, del Tottenham Hotspur de Inglaterra, quien acumula 50 tantos y todavía tiene dos partidos por delante: el de este sábado con Burnley y otro con Southampton el martes, ambos por la Premier League.

"Qué lindo finalizar el año con una importante victoria en el clásico. ¡Un abrazo y felices fiestas para todos!”, escribió “Leo” en su cuenta oficial de Facebook, acompañado por una foto del festejo de su nuevo tanto en el Santiago Bernabéu.

Messi, además, estiró su ventaja como máximo goleador histórico del clásico español, en el que ya lleva marcados 25 tantos en 32 partidos, con un saldo de 17 victorias, ocho empates y doce derrotas. Quince de esos goles se los marcó al Real Madrid en su propio estadio y los diez restantes fueron en el Camp Nou de Barcelona.

La impresionante racha del argentino frente al conjunto “merengue” viralizó de inmediato en las redes sociales el hashtag “#PapáLionel”, en referencia a la paternidad sobre Real pero también por haber confirmado esa tendencia el día previo a Nochebuena.

Messi le sacó siete goles de ventaja al argentino Alfredo Di Stéfano, leyenda del Real, y ocho a Cristiano Ronaldo, que lo escoltan en la tabla de goleadores históricos del clásico español.

Además del tanto anotado en la “Casa Blanca”, que le permitió afianzarse con quince como máximo goleador de la Liga actual, el astro argentino sumó una asistencia para la tercera conquista de Aleix Vidal, que tuvo la particularidad de brindarla descalzo por la pérdida de un botín en la acción anterior.

Finalmente, Messi se regaló un último récord, al superar al alemán Gerd Müller como el máximo goleador histórico de un club perteneciente a las grandes ligas de Europa.

La Pulga llegó a los 526 goles con Barcelona desde su debut en 2004 y Müller hizo 525 para el Bayern Munich durante su campaña entre 1964 y 1979.