La vuelta de Lucas Biglia a las canchas duró apenas 45 minutos y terminó con una nueva luz de alarma para la Selección Argentina, ya que el mediocampista del Milan sufrió un fuerte golpe de parte de Alejandro Gómez en la espalda, en el mismo lugar donde se había lesionado.

Ahora, Jorge Sampaoli tendrá menos de 12 horas para definir que hace con quien era una fija en la lista de 35 y probablemente también en la de 23. En tanto, "Papu" estaría fuera de la preselección.

El ex Independiente se había fracturado dos vértebras lumbares el 21 de abril, ante Benevento. Esta tarde, ante Atalanta, Gennaro Gatusso lo puso desde el principio, luego de haberlo llevado al banco de suplentes en el partido de Copa Italia ante Juventus.

 
El reemplazante de Biglia fue Ricardo Montolivo, que a los 30 del segundo tiempo, quiso vengar la lesión de su compañero y le tiró un tremendo patadón a Alejandro "Papu" Gómez. El ex delantero de la selección italiana vio la roja y el partido, tras 10 amarillas y dos expulsiones, terminó 1 a 1.