Los terroristas del Estado Islámico encontraron un nuevo motivo para amenazar y lo explotan al máximo: el próximo Mundial de fútbol. Tras difundir imágenes contra Lionel Messi y Neymar, ahora le apuntaron a otra estrella, Cristiano Ronaldo. Una imagen difundida por un sitio de Internet cercano a los yihadistas muestra al portugués en manos de un miembro del califato.

"Nuestras palabras son lo que ves, no lo que oyes. Entonces, sólo espera. Estamos esperando", dice el texto que acompaña la imagen del futbolista del Real Madrid, quien aparece arrodillado, con un ojo herido, mientras el terrorista se para detrás de él, empuñando un cuchillo. A un costado, dice "Copa Mundial 2018" y aparece el emblema del torneo partido a la mitad.

Una historia repetida

De esta manera, ISIS continuó con su saga de amenazas a las estrellas del fútbol mundial. Hace pocos días había apuntado sus armas hacia Messi, a quien, primero, le armaron un montaje fotográfico en el que aparecía encarcelado, con un traje de preso, y con el ojo izquierdo ensangrentado, el mismo que ahora tiene el portugués.

En la segunda imagen, al crack argentino se lo ve tirado en el suelo, decapitado, mientras un terrorista sostiene al brasileño Neymar, quien parece que va a correr el mismo destino.

El director técnico de la selección de Francia, Didier Deschamps, también fue amenazado y lo definieron como un "enemigo de Alá".

Ante esta seguidilla, los organizadores de Rusia 2018 y los responsables de la seguridad deberán estar atentos para evitar que la fiesta del fútbol se transforme en un enorme funeral.