Los boletos para ver a la selección argentina liderada por Messi frente a Venezuela se agotaron como pan caliente, en lo que será un partido clave por la clasificatoria al Mundial de Rusia-2018. 

Las populares comenzaron a venderse a las 12h40, y en poco más de media hora después no quedaba nada disponible, según los organizadores. 

Las plateas ya se las habían llevado los aficionados en un santiamén hace dos días. El estadio tiene una capacidad para las generales de 60.000 espectadores. 

El encuentro se disputará el martes 5 de setiembre por la decimosexta fecha del premundial. Será el epílogo de una doble jornada que comenzará a jugarse el jueves 31 de agosto en la que Uruguay recibirá a los argentinos en un encuentro para alquilar balcones. 

Otra atracción del encuentro es el debut de Sampaoli como DT, con varias modificaciones, entre ellas la primera convocatoria formal al plantel de Icardi, delantero clave en Inter de Italia. 

A cuatro fechas de la finalización del torneo sudamericano, Argentina está en el quinto lugar, sin pasaje directo pues sólo la habilita a jugar un repechaje frente al primero de Oceanía. 

Los boletos populares costaban 350 pesos (unos 20 dólares). El último partido de la albiceleste en River fue victoria sobre Chile por 1-0 con gol de Messi. 

El goleador de FC Barcelona había sufrido la suspensión de FIFA de cuatro fechas por insultar aquella noche a un juez de línea. Pero luego de una apelación de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) se levantó la sanción y podrá actuar en las cuatro fechas que restan.