Pero no todo son buenas noticias en Racing. Es que Ricardo Centurión hizo asustar a más de uno en la vuelta a los entrenamientos, luego de la victoria ante Vélez. El volante se resintió de un golpe que recibió en el último partido ante el conjunto velezano y salió de la práctica para ser atendido por los médicos de la Academia.

De la mano de Eduardo Coudet, el equipo atraviesa un excelente momento futbolístico y acumula seis victorias consecutivas, entre Superliga y Copa Libertadores.

Luego de estar unos minutos fuera del campo, el autor del gol del triunfo ante el Fortín volvió a probar en la cancha auxiliar, aunque continuó con las molestias y finalmente tuvo que irse del entrenamiento, acompañado por el cuerpo médico.

Horas más tarde, el parte médico oficial arrojó que tiene un traumatismo en el tobillo derecho y, aunque no tendría inconvenientes de ser titular en el encuentro frente a Chacarita, será evaluado durante la semana para ver si llega en óptimas condiciones para el próximo domingo.

El Pulpo, de vuelta

Si el gran presente futbolístico que atraviesa Racing hace ver todo con optimismo, el regreso de Diego González fue la última gran novedad que esperaba Coudet. En la práctica, el Pulpo volvió a trabajar a la par del plantel, ya recuperado de un esguince en su rodilla derecha que había sufrido en el partido contra Olimpo, y podría ser parte de la convocatoria para el partido ante el Funebrero.

En tanto, en el día de su vuelta a los entrenamientos, el volante central también fue protagonista de otra buena noticia: se acordó la renovación de su vínculo por un año más, hasta junio de 2021.