a idea que tuvieron los dirigentes de Quilmes, al presentar una propuesta en la AFA para disputar un amistoso oficial ante Chicago con la presencia de ambas hinchadas (desde hace años mantienen una muy buena relación), fue bien vista por el presidente de la AFA, Claudio Tapia. El máximo dirigente del fútbol argentino, luego de analizarlo con la Aprevide, dio el ok con el objetivo de que el partido sirva como prueba piloto de cara al regreso de los hinchas visitantes a las canchas del Ascenso.

En un principio, el juego iba a desarrollarse en el estadio de Arsenal. Sin embargo, en las últimas horas se confirmó que el escenario será el estadio Centenario, el jueves a las 20.10 con televisación de TyC Sports, pues la Aprevide no podía garantizar la seguridad en el traslado de ambas parcialidades al estadio Julio Humberto Grondona.

Además, los hinchas del equipo del Viaducto habían mostrado su descontento al enterarse de que su cancha, recientemente pintada para la reanudación del torneo de Primera División, sería utilizada por dos parcialidades que se caracterizan por su alta concurrencia. En cuanto a la venta de entradas, por el momento en Quilmes no se informaron ni el día ni el lugar. Mientras que, en el Torito, el expendio para socios con la cuota del mes de enero pago comenzará el miércoles, en lugar y hora a confirmar