Racing sumó su tercer partido seguido sin triunfos al caer esta noche por 2-0 ante Argentinos Juniors, de visitante, en la continuidad de la quinta fecha de la Superliga de fútbol.
 
Los goles del equipo que dirige Alfredo Berti los marcaron Mauro Quiroga y Leonardo Pisculichi, a los 43 y 47 minutos del segundo tiempo, respectivamente.

Racing, con la derrota, se quedó con cinco puntos; en tanto que Argentinos, con la victoria (la primera en el torneo), llegó a cuatro unidades.

El conjunto que conduce Diego Cocca, con un 4-4-2, arrancó muy mal, porque el elenco de La Paternal, con el mismo dibujo, le cortó los circuitos futbolísticos y no lo dejó jugar. Pero Racing, con el transcurrir de los minutos -y principalmente a partir del ingreso de Matías Zaracho por el lesionado Diego González- mejoró y se convirtió en el protagonista del partido, aunque le faltó peso ofensivo.

Recién a los 44 minutos, Racing tuvo su primera chance de gol con un remate de Enrique Triverio, tras una muy buena jugada de Augusto Solari por la izquierda.

Argentinos, luego de un comienzo alentador pero sin profundidad en ataque, también contó con su oportunidad de gol, pero Gastón Gómez le ganó en el mano a mano a Nicolás González, a los 38 minutos.

El segundo tiempo fue similar al primero: con mucha intensidad, friccionado, sin fútbol y con pocas llegadas de gol. Dentro de ese contexto, Racing no solo no pudo sostener la intensidad del juego sino que no tuvo fútbol ni pateó al arco rival.

Argentinos mejoró con los ingresos de Pisculichi y Quiroga. Y sobre el final dio la sorpresa, ya que estos dos jugadores le dieron el triunfo. Quiroga, de cabeza, puso el 1-0, a los 43 minutos, y Pisculichi, de tiro libre, estableció el 2-0, 240 segundos más tarde.

Más allá del flojo rendimiento de Racing, la diferencia de dos goles no se ajustó al desarrollo del partido pero premió la intensidad de Argentinos, que logró su primer triunfo en el torneo ante su gente, tras el muy buen empate del fin de semana pasado ante River (1-1) en el estadio Monumental de Núñez.


Fuente: Télam