Racing empató sin goles con Libertad, de Paraguay, después de haber perdido 1-0 en la ida en Asunción y de esta manera el conjunto visitante se clasificó a las semifinales de la Copa Sudamericana a la que tiene muchas posibilidades de acceder Independiente, por lo que ya no habrá clásico de Avellaneda en esa instancia.

El 'rojo' enfrentará este jueves también en Avellaneda a otro equipo paraguayo, Nacional, al que venció en el cotejo de ida por 4 a 1, por lo que 'a priori' surge con grandes chances de pasar a la siguiente ronda del certamen en la que, de lograrlo, lo estará esperando justamente Libertad.

La gran chance de la noche para llegar al menos a la definición por penales la tuvo Racing ya en tiempo de descuento, cuando Lautaro Martínez recibió un pase magistral de taco de Lisandro López, con quien formó dupla de ataque, pero su disparo ajustado terminó rebotando contra el palo izquierdo del arco defendido por Rodrigo Muñoz.

Pero este fue el colofón simplemente de una noche aciaga para la 'Academia', a la que le costó el partido desde su mismo comienzo, ya que los paraguayos se pararon firmes en todas las líneas (sobre todo en el medio) y le cortaron los circuitos de juego al local.

Con el correr de los minutos Racing comenzó a manejar un poco más la pelota que su rival, pero sin llegar a ser profundo ni lastimar el arco de Muñoz. Martínez y López intervenían poco, Augusto Solari tenía un flojo desempeño por derecha, y solamente Racing se sostenía en el medio con el uruguayo Egidio Arévalo Ríos y Matías Zaracho, este último creciendo con el correr de los minutos.

Racing tuvo algunas jugadas de peligro con remates desde afuera de Sergio Vittor, Andrés Ibargüen, Martínez y Solari, que no hicieron peligrar el cero en la valla visitante.

Los paraguayos estuvieron tranquilos por el resultado a favor, se pararon bien en el medio y la defensa y los delanteros Santiago Salcedo y Oscar Cardozo se mostraron criteriosos cada vez que les llegó la pelota, aunque no intimidaron al arquero Juan Musso. La única jugada de peligro que generaron fue a los 37 minutos tras un remate de afuera del área de Antonio Bareiro que pasó apenas desviado, al lado del palo derecho.

El segundo tiempo tuvo a la 'Academia' como único protagonista, con todo su equipo lanzado al ataque con más ganas que ideas futbolísticas, aunque se le hizo muy difícil quebrar la resistencia de los paraguayos, ya que estuvieron todos en su campo, cuidando el resultado a favor logrado en Asunción.

Los paraguayos se pararon entonces con firmeza y apelaron a jugar de contraataque con la velocidad de Bareiro y el criterio de Cardozo. Por contrapartida ya Racing buscó por arriba con centros al área, pero poco por abajo por la falta de conexión entre los delanteros. Así Libertad consiguió lo que vino a buscar, dejó a Racing, que de los últimos nueve partidos solamente ganó uno (a Tigre), sin nada, y a Avellaneda sin un clásico que iba a ser inédito en esa instancia internacional.
 

Fuente: Télam