River trabó este jueves la salida del transfer que permitiría a Lucas Alario debutar en el Bayer Leverkusen hasta resolver el litigio por su transferencia, de la que presentó públicamente los documentos.

En un comunicado oficial, River rechazó “enérgicamente el accionar del BAYER 04 Leverkusen” por considerar que hubo “inducción al jugador para el ejercicio de la cláusula de rescisión”.

En ese sentido, citó el artículo 16 de la reglamentación FIFA que afirma: “Un contrato no puede rescindirse unilateralmente en el transcurso de una temporada”. Por eso, la institución que comanda Rodolfo D'Onofrio catalogó la operación como “ilegal e ilegítima” y anticipó que “continuará defendiendo los intereses de la Institución en todos los ámbitos e instancias que corresponda”. 

Y eligió “trabar” la operación sin enviar el TM. -certificado legal que manda un club vendedor al comprador-, con el respaldo de la AFA en su demanda. Mientras tanto, Alario entrena en el Bayer Leverkusen

 El Bayer y Alario apelarán a la FIFA para conseguir l. habilitación, ya que este sábado, a las 10.30 (hora argentina), el Bayer visita al Mainz por la tercera fecha de la Bundesliga. En poco tiempo más, por cuestiones que tiene que ver con el derecho a trabajar, va a recibir la habilitación de la FIFA par. jugar por más que River intente complicar su arranque en Alemania.